Data Strategy, obteniendo valor del dato

Asistimos a una revolución caracterizada por el valor de los datos. Como en toda revolución, habrá ganadores y perdedores ¿En qué bando quieres estar?

El mundo se está volviendo cada vez más inteligente. Incluso sectores tradicionales como la pesca y la ganadería realizan sus operaciones de forma más precisa y eficiente gracias a la unión de los datos y la tecnología. Por tanto, los datos y su tratamiento son el nuevo reto para todos. Un reto que requiere de nuevas formas de gestión y de planificación estratégica.

Empresas Data Driven y Ventaja Analítica

A nivel estratégico, el objetivo de las empresas hasta ahora era conseguir ventajas competitivas que las situarán en una posición de ventaja con respecto a la competencia. Estas ventajas suelen estar centradas en algún tipo de recurso o capacidad y con la mirada puesta en la competencia.

Esto hoy día ya ha cambiado. El foco está en los datos, y la mirada de las empresas debe estar dirigida más que nunca hacia ellos. Hazte la siguiente pregunta ¿Son los clientes los que sus datos nos dicen de él? La respuesta es si, la información que podemos tener de nuestra cliente puede ser bastante acertado si gestionamos de forma eficiente los datos. Como esta cuestión hay muchas más y, por tanto, tenemos que empezar a centrar nuestra atención en los datos, hacia dentro, y no en la competencia, hacia fuera. Siguiendo esta reflexión, busquemos entonces ventajas con el foco en los datos, y no en la competencia.

Una Ventaja Analítica es la capacidad que tienen las empresas de gestionar los datos, internos y externos, para extraer información y tomar decisiones de negocio más eficientes en base a dicho conocimiento, y que la sitúa en una posición de ventaja frente a sus competidores.

Con esta argumentación, ya estamos en disposición de decir que es una empresa data driven: Una empresa data driven es aquella que tiene una ventaja analítica.

Data Strategy

Ante un nuevo contexto, hemos de adaptarnos a él y cambiar nuestra forma de gestión dentro de las organizaciones. NO PODEMOS HACER LO MISMO DE SIEMPRE, Y ESPERAR RESULTADOS DISTINTOS. Es hora de hacer cambios.

Data Strategy es una nueva forma de gestionar estratégicamente los datos para alcanzar ventajas analíticas y conseguir nuestros objetivos de crecimiento. Data Strategy es un nuevo proceso estratégico basado en el trabajo de Bernard Marr, autor de referencia americano especialista en Big Data, junto a toda mi experiencia de consultoría en empresas en fases de transformación digital, y mi conocimiento en el proceso de dirección estratégica.

El proceso que sigue Data Strategy es el siguiente:

ORIENTACIÓN

La orientación de la empresa es un elemento fundamental. Tenemos que tener una mirada al largo plazo y fijarla. Por tanto, lo primero es determinar la visión de la empresa, y extraer de la visión los objetivos estratégicos relacionados con los datos. Es decir, que idea tenemos de cómo los datos nos ayudarán a conseguir la visión. La acción posterior será fijar la política de datos, es decir, los principios y los fundamentos más generales sobre como la organización ha de comportarse con respecto a los datos.

ANALISIS SMART

Datos hay muchos, y las acciones que podemos hacer con ellos son abrumadoras. Empezar por los datos sería el gran error. Una vez centrada la orientación de la empresa debemos hacernos una seria de preguntas sobre lo que necesitamos y queremos mejorar en la organización para que las respuestas nos ofrezcan pistas sobre los datos que necesitaremos. Estas preguntas irán clasificadas por los siguientes paneles: Propuesta de valor, Cliente y relaciones, Operaciones, Recursos y Finanzas.

Por ejemplo: ¿Qué molesta a nuestro cliente y cómo lo podemos resolver? ¿Qué elementos valoran más de nuestra organización? ¿Qué necesitamos para conocer mejor a nuestros clientes? ¿Cómo optimizamos nuestra cadena de valor con socios clave? ¿Cómo se percibe nuestro estilo de gestión? ¿Cuánto cuesta producir el producto de la organización? ¿Lo sabemos con certeza?

FORMULACIÓN

Una vez que tenemos las preguntas adecuadas, es el momento de enunciar la ventaja analítica que queremos conseguir, y de fijar y enunciar igualmente la estrategia que vamos a seguir en cuanto a datos.

Ejemplo: Realizar los cambios necesarios en la organización a nivel de recursos y estructura para obtener una ventaja de analítica predictiva sobre las tendencias de nuestro sector.

DATOS

En este momento, ya fijada la estrategia y la ventaja analítica, lo que toca es determinar los tipos de datos y sus fuentes que ayudarán a contestar a las preguntas realizadas en la fase de análisis Smart. De todas las acciones posibles, tendremos que priorizar algunas de ellas, y hacer una tabla con el tipo de datos, su fuente, y otra mucha más información que necesitaremos como, por ejemplo, el coste que nos llegará acceder a ese dato.

ANALÍTICA

Siguiendo con nuestro proceso de Data Strategy, una vez que tenemos el dato, es el momento de procesarlo para convertirlo en información. Y procesarlo significa realizar acciones de analítica sobre el mismo. Los tipos de analítica son: Descriptiva, Diagnóstica, Predictiva y Prescriptiva. Si realizamos bien estas acciones con las distintas herramientas y algoritmos en cada una de ellos, habremos obtenido por fin valor al dato, es decir, información relevante sobre la que tomar decisiones de negocio.

COMUNICAR

Siguiendo con la lógica, si ya tenemos información lo que tenemos que hacer con ella es comunicarla y hacerla permeable por todos los niveles de la organización. En este momento es importante decir que los datos necesitan contar historias, y las historias se han de argumentar con datos, esto es, para comunicar, los datos han de contar una historia, es el storytelling de los datos. Comunicar bien es por tanto clave.

TRANSFORMAR

Por último, con la información de los datos, hemos de transformar parte de la empresa si queremos obtener por fin la ansiada ventaja analítica. Para ello, se precisa de un modelo de transformación digital que haga foco en los datos para cambiar aspectos importantes de la organización como, por ejemplo, su modelo de negocio, las relaciones con el cliente, las operaciones y la cultura de la organización, y la tecnología que utilizamos. Un proceso de transformación que ha de seguir las recomendaciones de la ejecución ágil.

Conclusiones

Los datos son la nueva oportunidad de las empresas de sumarse a una revolución en la que convertirse en ganadores. Pero no debemos empezar a pensar en los datos que tengo y en cómo utilizarlos, sino al contrario, debemos reflexionar sobre donde queremos y podemos mejorar, y entonces desarrollar toda una estrategia para explotarlo. Y esta estrategia debe seguir un proceso de Data Strategy.

Todas estas cuestiones, y muchas más, las explico en detalle en mi clase de Data Strategy dentro del programa Máster en Data Science y en el posgrado de Business Intelligence y Big Data, ambos en IEBS Business School.

ESPERO QUE OS HAYA SIDO DE VALOR!!!!

TransformaciónDataStrategy

Sobre mí

Pascual Parada

Consultor de estrategia digital y de crecimiento. Apasionado de la estrategia y los nuevos modelos de negocios que surgen de la nueva economía digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright © 2017 Pascual Parada. Powered by WordPress.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies