¿Qué futuro nos irá mejor: Reindustrialización o digitalización?

Hola a tod@s,

NubeEtiqutasDitigalJose Manuel Soria: “Necesitamos reindustrializar España“. El País: “La imprescindible reindustrialización de España“. MIT: “El MIT apuesta por la reindustrialización de España para absorber a desempleados“. APD: “La recuperación económica de España pasa necesariamente por un intenso proceso de reindustrialización“.

Todas las noticias que podemos leer en este año sobre la necesidad de cambiar el modelo productivo español se centra, como veis, en la reindustrialización de España. Pero ¿Existen estrategias de estado alternativas?, antes de comentaros mi respuesta a esto, tengamos una visión general sobre la sociedad a la que vamos.

Sociedad a la que vamos

La sociedad a la que nos dirigimos es una sociedad donde el conocimiento se convertirá en la ventaja competitiva a buscar por países, empresas y personas. El conocimiento será el poder, y la sociedad recibirá el nombre (si no lo ha hecho ya) de sociedad del conocimiento.

En el marco geográfico, las fronteras se harán más difusas en un mercado cada vez más globalizado. En esta nueva sociedad el bueno triunfará allí donde esté, y el precario no podrá esconderse. Esto es lo que tiene una sociedad hiperconectada. Todos competimos con todos y con todo, pues las empresas ya no competirán sólo con otras empresas, sino con redes de empresas.

El mundo viene de una revolución industrial y se está adentrando en la revolución del conocimiento, y sin embargo, todos los mensajes que nos llegan es que nos tenemos que reindustrializar. ¿Acaso no llegamos tarde?

Vamos hacia la sociedad de la colaboración. La generación que está llegando (y hablo alrededor de la media de los 35 años) es una sociedad acostumbrada a compartir información, a colaborar en la recaudación para proyectos sociales y empresariales, y a la cocreación de nuevos productos entre otros.

Las sociedad se está reinventando, ¿y nosotros pensamos en volver atrás?

Vamos a la sociedad de la velocidad. Aquí, los países lentos no crecen, y las empresas lentas desaparecen. Ser rápidos conlleva riesgos, pero no serlo, nos lleva a la desaparición.

Y por último, vamos hacia la sociedad digital. Esto lo está cambiando todo. Nuestra forma de comunicarnos, nuestra forma de trabajar, nuestras relaciones, nuestras leyes, nuestras instituciones. TODO. La sociedad digital ha venido para quedarse. En un mundo con seis continentes, al igual que dicen otros autores y yo comparto, Internet será el séptimo.

¿Acaso no llegamos ya tarde a la era de la industrialización?
Entonces, ¿reindustrializamos?

Hay opiniones claras como las de Jeremy Rifkin, autor de “La tercera revolución industrial”, que nos cuenta que España podría crear millones de empleos industrializando sectores como las energías renovables o la economía verde, centrando la evolución de nuestra sociedad en base a las energías limpias.

Ciertamente tenemos otras industrias punteras que podrían ser reforzadas como la ferroviaria y la aeronáutica en las que tenemos importantes empresas líderes a nivel mundial.

El problema que tienen estas industrias que están localizadas en territorios muy concretos, y que promover nuevas instalaciones en otros lugares, conlleva unos costes de inversión muy, muy altos.

No seré yo quién os diga que el estado no ha de invertir en estas industrias, lo que digo es que no debemos centrar nuestro crecimiento únicamente en este modelo.

Opciones restantes

Observando la tendencia hacia la nueva sociedad que nos dirigimos, tenemos que apostar por el valor del conocimiento, la tecnología, la digitalización, las marcas, los conceptos y las ideas. Todas las sociedades líderes del futuro enfocarán su crecimiento entorno a la eficiencia, la creación y los cambios, la diferenciación, la innovación o la disrupción, creando principalmente nuevos mercados y no adaptando los existentes.

Europa necesitará más 1,5 millones de empleos relacionados con las nuevas tecnologías para 2016, y según un informe de Hays, España es uno de los países de mayor dificultad para encontrar profesionales cualificados en los sectores de ingeniería como la informática.

Los líderes crean, los seguidores se adaptan.
¿Y cómo conseguimos esto?

Pues esta es la parte más difícil, sin duda. Permitidme decir que en mi humilde persona, tampoco tengo todas las respuestas. De hecho, las respuestas deben venir de un proceso de colaboración.

Aún así os identifico algunas ideas:

  • Una educación básica basada en capacidades y habilidades, es decir, competencias. Competencias que hagan entender el mundo en el que vivimos, como por ejemplo, el capitalismo.
  • Una educación profesional atendiendo a las nuevas forma de trabajo, donde las relaciones laborales y las mercantiles se entremezclan: contratos mercantiles entre personas, entre empresas, entre personas y empresas; y acuerdos laborales entre empresas, y entre personas.
  • Fomentando los gimnasios para nuestro músculo más preciado, el cerebro.
  • Hay que ser capaces de generar verdaderos espacios para empresas y empleados del conocimiento. Estas empresas serán los líderes del mañana. Esto es bastante menos caros que reindustrializar territorios.
  • Somos líderes de penetración de smartphone, ¿por qué no desarrollamos todo un sector dentro del mobile?
  • Somos creativos y emocionales, me niego a pensar que nuestro futuro sea únicamente ser los camareros del resto de Europa. Hay que mantener el turismo a toda costa, pero está llegando a su máximo. No podemos basar nuestro crecimiento en este sector.
  • Los servicios ya se venden por Internet. Nuestros ingenieros son valorados mundialmente. Desarrollemos un ecosistema propicio para la creación de éste tipo de empresas.
  • Tenemos “ni-nis”. Por supuesto que sí. Y sin embargo, si a cualquiera de ellos los formas en 2 meses con cursos especializados de SEO o SEM, ¿crees que alguno te dirá que no a trabajar desde casa y con el ordenador? Hay una verdadera necesidad de buenos trabajadores digitales.
  • En Europa se estima que serán necesarios más de 700.000 puestos de trabajos relacionados con las nuevas tecnologías en 2015, y más de 1.5 millones en 2017. Esto lo podemos ver como una noticias, o como una oportunidad.

Espero te ha resultado de interés. Para mí lo es.

Gracias!

Facebooktwitterpinterestlinkedin

Sobre mí

Pascual Parada

Consultor de estrategia digital y de crecimiento. Apasionado de la estrategia y los nuevos modelos de negocios que surgen de la nueva economía digital

One Comment

Añadir comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Copyright © 2016 Pascual Parada. Powered by WordPress.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR



Introduce la imagen correcta...
captcha

Facebooktwitterpinterestlinkedin

Introduce tu direcci����¯�¿�½���¯���¿���½������¯������¿������½����¯�¿�½���¯���¿���½����¯�¿�½������³n de email:

Delivered by FeedBurner

Facebooktwitterpinterestlinkedin



Facebooktwitterpinterestlinkedin

Nombre

E-mail

¿Qué te gustaría?

 Formación en mCommerce Consultoría en mCommerce

Algo más que te gustaría decidme

captcha

Facebooktwitterpinterestlinkedin



Facebooktwitterpinterestlinkedin