Archivosmarzo 2013

1
Proyecto: «Sí tienes una oportunidad: emprende»
2
¿Cómo creo cultura para mi startup o PYME?
3
Si eres uno más, no seras nadie
4
Tendencia: La empresa en red y el super profesional independiente

Proyecto: «Sí tienes una oportunidad: emprende»

Hola a tod@s,

En esta ocasión os quiero comentar un proyecto en el que participo desde su concepción hasta su ejecución. Se trata del proyecto «Sí tienes una oportunidad: Emprende«, desarrollado por AJE CLM a través de la financiación de la JCCM.

El proyecto consiste en un programa pensado para 100 personas en situación de desempleo inscritos en las Oficinas de Empleo de Castilla – La Mancha, residentes en cada una de las cinco provincias, que tengan un interés claro de emprender un negocio.

La duración del proyecto va desde el 1 de Abril, hasta el 25 de Junio de 2013.

El programa consiste en un conjunto de sesiones de consultoría individual, más otras sesiones grupales de carácter más práctico, divididas bajo los siguientes módulos:

  • Módulo I: Creatividad y motivación, dos elementos clave
  • Módulo II: El mercado actual, empleo tradicional y nuevos yacimientos de empleo
  • Módulo III: Planificando la idea de negocio y el plan de empresa

Los expertos consultores principales de las acciones de cada uno de los módulos serán Adrián Martínez, Inmaculada López y un servidor.

En concreto, en el módulo I del cuál soy el responsable, veremos varias técnicas de creatividad, como controlar los riesgos de nuestra aventura empresarial, la herramienta Canvas para la generación de modelos de negocio y algún otro tema de interés para emprendedores.

Si os apuntáis, os veré por las sesiones, un saludo.

¿Cómo creo cultura para mi startup o PYME?

La cultura de una empresa se puede describir como el conjunto de valores, principios, tradiciones y forma de hacer las cosas que tienen las personas que forman parte de una organización. Lo complicado a la hora de poder generar o crear una cultura en nuestra empresa, es que ésta es una percepción por lo que aunque sea escrita a través de manuales u otros documentos, habrá factores que estén fuera de nuestro control.

En general, la fuente principal de la cultura debe reflejar no sólo la visión de los fundadores, sino también sus habilidades y capacidades más fuertes y que mayor valor pueden aportar a la organización.

Normalmente la cultura organización de una empresa se mueve entre las siguientes 7 dimensiones, que podrán ser asociadas a cada uno de los fundadores:

  • Exigencia en los detalles
  • Orientación a resultados
  • Orientación al cliente
  • Orientación al trabajo en equipo
  • Agresividad
  • Estabilidad
  • Innovación y gestión de riesgos

¿Entonces que hacemos?

Pues en primer lugar, juntar a los fundadores para que cada uno de ellos defina la cultura según su visión (ayudados de las 7 dimensiones), y después mezclarlo todo con orden y sentido. Y escribirlo.

¿Y como perpetuamos esta cultura con el paso del tiempo?

Pues esto es lo que lo complica. En primer lugar os tengo que decir que nos interesará tener una cultura organizacional fuerte, es decir, que todas las personas que formen parte de la compañía se sientan alineadas con dicha cultura, de esta forma tendremos un rendimiento mejorado y empleados más leales.

Para transmitir la cultura en una startup, el aspecto más importante es la selección del personal. Esto es lógico. Los primeros trabajadores son cruciales para un pequeña empresa, y deberemos seleccionar a éstos, no sólo por sus habilidades y capacidades técnicas, sino por las similitudes de sus valores con los de la empresa.

Pero esto no acabe con la selección, deberemos hacer un proceso de socialización, es decir, que los nuevos empleados interactuen con aquellos que mejor representan la cultura empresarial.

Por último, comentaros que una empresa puede transmitir cultura a través de historias, rituales, símbolos materiales y a través del lenguaje:

  • Historias, como por ejemplo, anécdotas pasadas en la compañía y como han sido solucionadas o no.
  • Rituales: celebración de resultados, trabajo en equipo, la conversación relajada del café…
  • Símbolos materiales: oficinas diáfanas establecen el trabajo en equipo como un elemento fundamental
  • Lenguaje: por ejemplo, los slogans de la publicidad…

A lo largo de la vida de una empresa, su cultura, no debe cambiar, pero quizás si permita cambios de enfoque y matizaciones que serán importantes transmitir a través de las herramientas anteriores.

Emprendedores, la cultura de vuestra empresa es algo que debe reflejar vuestro ADN y que vuestros clientes, inversores y demás stakeholders recibirán, por este motiva es esencial que ésta sea trabajada y compartida por todo vuestro personal.

Si eres uno más, no seras nadie

Esta es la idea principal que ayer nos trasladaba Andrés Pérez en una conferencia en la Federación de Empresarios de Albacete.

Andrés nos transmitió la importancia de trabajar en nuestra propia marca, seamos profesionales independientes o no, es decir, es necesario trabajar nuestro posicionamiento personal aún cuando estemos trabajando para otras empresas puesto que nunca se sabe lo que puede suceder en el futuro, y este será más fácil de gestionar si contamos con una buena marca.

En el caso de profesionales autónomos, Andrés nos contó su idea de que en el medio plazo, el entorno laboral pegará un giro hacia los profesionales independientes como una de las tendencias a tener en cuanto en cuanto a empleabilidad. No puedo estar más de acuerdo con esta afirmación, de hecho, publiqué hace unas semanas una entrada en mi Blog, sobre esta tendencia, los superprofesionales independientes y la empresa en red.

Otra idea que nos trasladó Andrés fue que para mejorar la marca, hay que ser útil, fiable y visible, útil en cuanto que hay que aportar valor a los que forman parte de nuestra red, fiable porque tenemos que ser íntegros con aquello que comunicamos, y visible puesto que tenemos que conseguir que los demás nos puedan seguir, leer o contactar.

Hubo otras muchas ideas, pero como siempre, debemos de filtrar y quedarnos con aquellas que más nos pueden ser de utilidad, y para mí, me quedo con estos dos.

Un saludo.

Tendencia: La empresa en red y el super profesional independiente

Después de la revolución industrial, estamos inmersos en otra gran revolución como la tecnológica que está creando nuevas formas de relación dentro de las empresas, y entre las empresas.

Entre las nuevas formas de relación entre las empresas, la tendencia es la empresa en red. Las empresas  en red serán las verdaderas máquinas de crear ventajas competitivas, de hecho las nuevas empresas estructuradas en red, estarán formadas por un complejo sistema de pequeñas y medianas compañías, unidas entre sí por la cadena de valor, de la compañía principal.

Esta compañía principal, que podrá ser una subconjunto de esa red de empresas, será la encargada de la coordinación de todas las tareas, y de subcontratar aquellas actividades de la cadena de valor que no formen parte de su core business. También será la encarga, la empresa principal, de hacer que la información fluya entre todas las empresas como si de una única se tratara.

Para que estas empresas en red harán falta las siguientes características:

  • Actitud, como competencia transversal.
  • Estrategia de negocio desarrollado de forma conjunto por todos los nodos de la red.
  • Modelo de negocio, entiendiendo la colaboración por algo intrínsico a las empresas.
  • División del trabajo entre cada uno de los nodos de la red, de tal forma que las actividades siempre sean realizadas por aquellos nodos con mejores capacidades.
  • Liderazgo como mecanismo de coordinación de la red.
  • Organización descentralizada de la jerarquía con autonomía por parte de los nodos
  • Tecnología que apoye la comunicación
  • Aprendizaje del nuevo entorno
  • Formas variadas para unir los nodos de la red (clústers, alianzas, contratos…)

Por otra parte, dentro de las propias empresas, las formas en que éstas se van a relacionar con sus empleados va a cambiar en gran medida. Si bien es cierto que no en todos los sectores, los nuevos modelos de negocio exigirán a las compañías una mayor flexibilidad laboral en los que:

  • Se buscarán capacidades y no personas
  • La necesidad de estas capacidades tendrán carácter temporal

Por tanto, las empresas buscarán profesionales muy capacitados y especializados en cada una de las áreas para proyectos concretos de duración determinada.

Esto significa, que aparece un nuevo perfil con una alta probabilidad de empleabilidad que será el profesional independiente, que no dirigirá un negocio propio, sino que se dedicará a ofrecer sus servicios para proyectos concretos, optando incluso por llevar varios proyectos de forma simultánea. Algunos sectores concretos donde esta figura aparecerá más rápido puede ser en los aspectos jurídicos y fiscales, financieros, tecnológicos y marketing. La tendencia de las empresas será dividir el trabajo en microtareas y atraer el talento de las personas que puedan hacerlas.

Para convertirse en uno de estos super profesionales, habrá que trabajar mucho la marca personal y la calidad de los trabajos realizados.

Copyright © 2017 Pascual Parada. Powered by WordPress.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies